Como en todas las webs, utilizamos cookies para que tu experiencia y nuestro servicio sea de tu agrado (de acuerdo a sus hábitos de navegación).

Si pulsas ACEPTAR o sigues navegando, se considera que aceptas el uso de estas cookies. Y si quieres más información visita nuestra página de política de cookies .

Relocalización alimentaria desde el argumento de los Planes Agroecológicos Locales

La Red TERRAE propone una estrategia de relocalización alimentaria para avanzar más y mejor en políticas públicas y en modelos de gobernanza hacia la transición agroecológica
Mila Martín García
DILAS en Red Terrae. Ayuntamiento de Redueña

Publicado en la Revista Ae edición nº51 “No hay agroecología sin producción ecológica”

El proceso de deterioro ambiental y de expolio de los recursos naturales que sufre el planeta está directamente relacionado con el crecimiento económico global y la falta de límites en la capitalización de la agricultura al abrigo de la revolución verde. Se trata de un modelo agroindustrial de libre mercado, que obvia el ecosistema de prácticas agrarias ancestrales que, durante siglos, habían sido protagonistas de la producción de alimentos y que ahora han quedado relegadas a prácticas residuales.

La agroecología y la soberanía alimentaria constituyen un marco científico, ideológico y práctico que permite cuestionar la sostenibilidad de la actividad agraria industrial. Instituciones como la FAO insisten en que es preciso desarrollar marcos regulatorios en las políticas públicas que aseguren un cambio transformador hacia una agricultura y unos sistemas alimentarios sostenibles. Asimismo, la sociedad debe reaccionar hacia una nueva revolución verde donde un sistema alimentario alternativo y un modelo de cultura agraria basada en la agroecología son posibles.

Desde la escala local, existen grandes retos que las EELL tenemos que abordar como oportunidad para cambiar este proceso de deterioro cultural, social y medioambiental. Debemos garantizar que se aplican políticas locales que incorporen la agroecología como estrategia de desarrollo basada en sistemas alimentarios sostenibles, territorializados, como lo está desarrollando el Parlamento, el Consejo y la Comisión Europea. Este desarrollo normativo, se centra en dar información a los consumidores, y debe integrar el concepto de la soberanía alimentaria, entendida como el derecho básico de la población a una alimentación sana y de proximidad, y de una comunidad a organizar un sistema alimentario territorial a partir de la autonomía y gobernanza, donde se refuerza la identidad, pertenencia, eficacia y eficiencia, así como el metabolismo ecológico y social del territorio.

Este enfoque permite: revertir la grave situación de pérdida de activos agrarios y abandono progresivo de la práctica agraria sin relevo generacional; reactivar las abundantes tierras en desuso e infrautilizadas; aumentar la biodiversidad e incorporar una nueva ruralidad agroecológica que dinamice el diálogo campo-ciudad. Todo ello, con un modelo participativo de gobernanza territorial.
Red TERRAE diseña, ensaya y valida una metodología territorial orientada a potenciar las pequeñas agriculturas y ganaderías de proximidad. Esta estrategia territorial la implementan los dinamizadores de iniciativas locales agroecológicas (DILAS), denominado método TERRAE, como herramienta de transición agroecológica, de mejora de la eficiencia social, económica y ecológica de los espacios locales.

En la necesidad de un cambio estratégico hacia sistemas agroalimentarios más justos y sostenibles aparece el concepto de relocalización alimentaria, definida por la RAE como “la acción de volver a construir sistemas alimentarios más locales, más reducidos en el espacio físico”. Esta relocalización se utiliza como un vector en la transición ecológica porque integra el parámetro de la proximidad, que sirve como cimiento fundamental para otros como la estacionalidad de los cultivos y los métodos agrícolas y ganaderos ecológicos. (Segarra y Cañadas, 2022).

La política alimentaria territorial (PAT) francesa, regulada por la Ley 2014/1770, relativa al futuro de la agricultura, alimentación y bosques, contempla los PAT en su art. 11 y, mediante disposición, asegura su implantación. Desde Red TERRAE creemos que este antecedente es el que debe inspirar el triálogo europeo, que trabaja el concepto de sistemas alimentarios sostenibles, y donde se debe tener en cuenta la territorialización, (PAT) e incorporar a los consumidores al modelo. Existen precedentes de ello en el trabajo realizado por el GO Madrid KmRegión, donde se ensayó un semáforo de sostenibilidad con seis dimensiones: consumo combustibles-emisiones CO2, huella hídrica, biodiversidad, reutilizacion-reciclabilidad de envases y embalajes, y condiciones sociolaborales.
Consideramos que el método TERRAE permite agrupar, de modo sinérgico y con efecto multiplicador, los distintos enfoques productivos y colectivos locales de cada territorio, así como establecer el diseño de su propia política agroecológica local articulando la cooperación territorial. La constitución de los Consejos alimentarios como espacios de concertación y proposición para mejorar políticamente las decisiones municipales son aún un proceso en vías de desarrollo.
Las Políticas Locales Agroecológicas (PLA), que hemos diseñado en la última década, han tenido como objetivo crear: un marco institucional que favorezca las experiencias agroecológicas y la soberanía alimentaria basado en la autonomía e independencia de los territorios, que ayude a contrarrestar el sistema agroalimentario corporativo y de mercado actual. Los Planes Agroecológicos Locales (PAL), como hoja de ruta política, facilitan a cualquier municipio que decida incorporar la agroecología como eje de trabajo en su territorio, la creación de un sistema alimentario más local y soberano. En muchas ocasiones, son acciones fáciles de abordar con recursos limitados. Para definir el territorio en el que aplicar las PLA y diseñar los PAL, es necesario conocer a todos los actores locales con visión y conocimiento agroecológico, tradicional y cultural, (productores, asociaciones o consumidores) e identificar el entramado de relaciones existentes dentro y fuera del municipio.
La estrategia futura que ha propuesto Red TERRAE para avanzar más y mejor en políticas públicas y en modelos de gobernanza hacia la transición agroecológica, desarrollo territorial y relocalización alimentaria, se centra en: integrar a todas las comunidades locales en el funcionamiento de la asociación y de los procesos de transición, a todas las comunidades locales, intentando afrontar los retos de adaptación y anticipación al cambio global con soluciones locales de base comunitaria, activando lo que se conoce como “inteligencia territorial”. La inteligencia territorial es una metáfora de los procesos neuronales, en la que, de modo similar a los cerebros, a mayor número de conexiones, más inteligencia y mejor adapación a las condiciones. Planificar y ejecutar acciones que incrementen la inteligencia nos permitirá afrontar los retos globales y aumentar la creación de sistemas alimentarios territorializados.

También te gustará...