Como en todas las webs, utilizamos cookies para que tu experiencia y nuestro servicio sea de tu agrado (de acuerdo a sus hábitos de navegación).

Si pulsas ACEPTAR o sigues navegando, se considera que aceptas el uso de estas cookies. Y si quieres más información visita nuestra página de política de cookies .

Difundiendo la tracción animal en el Valle del Río Senegal

La tracción animal mejorada (TAM) contribuye a recuperar suelos degradados a través de una labor superficial. En el caso de la TAM, además, se integra la agricultura y ganadería, en Mauritania, un país del Sahel, en el que los burros están muy presentes para carga. No obstante, se advierte una falta de aperos y conocimiento de las posibilidades de mejora del trabajo del suelo con TAM.
Autoría
Abou Bâ, Abdallahi Camara, Abdoulahi Touré, Arantxa García

Publicado en la Revista Ae edición nº51, No hay agroecología sin producción ecológica

Desde el año 2010, CERAI y AMAD junto a las comunidades campesinas del Valle del Río Senegal han apostado por la transición a un sistema alimentario justo y sostenible. Se están replanteando, entre otros, el modelo de sistema alimentario y las estrategias de desarrollo en un sentido amplio, es decir, unas estrategias más sanas, más equitativas, más justas, una agricultura que alimente en cantidad y calidad suficiente y sirva para construir la esperanza, la paz y la vida.
En el Sahel, los sistemas agrarios están evolucionando por el fuerte crecimiento demográfico, los cambios en los usos de la tierra y la sedentarización cada vez mayor de una población ganadera nómada o seminómada que poblaba tradicionalmente estas tierras. Todo ello, ha ido en detrimento y no ha contribuido a preservar los agroecosistemas ni las sabanas, tampoco los bosques ni las tierras bajas. La biomasa arbustiva y arbórea ya no puede reponerse en la misma medida que en el pasado y el suministro de materia orgánica para la alimentación animal y la fertilización del suelo disminuye constantemente. A medida que el suelo está más expuesto a la radiación solar y a las altas temperaturas, su humus se mineraliza y su contenido en materia orgánica disminuye, mermando la fertilidad del suelo. Por tanto, urge poner medidas para frenar la degradación del suelo.

La agricultura familiar mauritana aumenta sus beneficios al basarse en el uso de la mano de obra familiar en las unidades de producción. Además, diversifican asociando cultivos destinados al consumo familiar y a la venta en superficies pequeñas-medianas (de entre 0,5-0,8 hectáreas), en las que los agricultores trabajan generalmente con herramientas manuales. Ocasionalmente se contratan a proveedores de servicios o cooperativas, tractores, que dada la escasa oferta llegan con retraso a la campaña y cobran un elevado coste además de ocasionar daños en el suelo. En las fincas familiares, los pastores nómadas y seminómadas alimentan a sus animales.

En este contexto, la tracción animal supone una alternativa, que facilita la transición agroecológica. El uso de la tracción animal y el aumento de la mecanización han provocado una expansión muy importante de las zonas cultivadas en la mayoría de las regiones del Sahel, aunque prácticamente a Mauritania la tracción animal no llegó y a penas su uso se ha extendido. No obstante, son comunidades con fuerte arraigo ganadero y, por tanto, en el cuidado animal, en especial bovinos y, los équidos, caballos y asnos, usados para la carga y transporte de mercancías y personas.

La falta de crédito de las comunidades campesinas dificulta las inversiones en agricultura y condiciona la viabilidad de las fincas. Por tanto, la maquinaria agrícola accesible, adaptada, de calidad y que no requiera de grandes mantenimientos ni otras inversiones como combustible facilita el trabajo de laboreo del suelo de manera sostenible. Este es el caso de la tracción animal mejorada como su portaútiles o kassine y aperos complementarios. CERAI y AMAD junto a la ONGD francesa Promatta internacional llevan trabajando con la TAM desde el año 2017, y tras haber reforzado las capacidades de varios agricultores y agricultoras se está trabajando actualmente en su difusión y puesta en marcha de un taller artesanal.

El uso de la energía animal, es una apuesta con varias ventajas que permiten reducir el trabajo manual (cultivo, transporte, etc.); reducir el tiempo y facilitar determinadas tareas como la siembra, escarda, transporte, el zaï mecanizado, el aporcado, etc. A esto se añade que la introducción de animales contribuye a la producción y aplicación materia orgánica necesaria para el mantenimiento de la fertilidad del suelo.

Puesta en marcha

La puesta en marcha de la utilización de la tracción animal moderna ha contado con el apoyo técnico de Promatta Internacional y con la financiación del Ayuntamiento de Zaragoza, la AECID y el Gobierno Valenciano y se está llevado a cabo en 4 fases:
1ª Fase: diagnóstico – evaluación para la puesta en marcha de la colaboración. A través de demostraciones, se evaluó el interés y la sensibilidad de los agricultores hacia la TAM y se observaron las necesidades locales para adaptarla, se estudió la viabilidad de fabricar el equipo localmente, y se evaluó el potencial humano (técnicos y agricultores líderes o promotores), clave para la continuidad del proyecto.
2ª Fase: transferencia de tecnología y formación en conocimientos técnicos de los agricultores piloto en la TAM, laboreo con la MAMATA2, el cultivo sin laboreo, la utilización, la cría, el cuidado y el equipamiento de los burros, etc. Para ello se han distribuido varias kassines y aperos de tracción animal mejorada.
3ª Fase: puesta en marcha de un taller de fabricación local homologado de kassines y aperos, con formación de metalúrgicos y soldadores para la fabricación normalizada de herramientas (plantillas, planos). Se garantiza que la calidad de fabricación de los primeros porta herramientas producidos por los talleres y entregar las homologaciones y validar la distribución. En la actualidad, un taller artesanal de Nouakchott ha fabricado sus primeras kassines, han sido validadas y ha producido una primera serie.
4ª Fase: Consolidación y validación de las competencias in situ. Se asiste y consolida a los formadores agrícolas. El objetivo de esta fase es finalizar la transferencia de conocimientos técnicos, el último paso antes de que el proyecto se vuelva autónomo y en adelante lo lleven a cabo los agentes locales.


En estos momentos, se ha logrado que 135 agricultores del Valle Senegal estén usando tracción animal con burros. Se están apoyando a grupos de agricultores/as en el uso compartido de maquinaria sencilla como la TAM, para que se pueda aprovechar mejor su utilización por parte de todo un pueblo, aprovechando el uso compartido de las tierras.
Por otro lado, se ha apoyado a un taller artesano para la fabricación local de un portaútiles de tracción animal y sus correspondientes aperos. De esta manera, se está consiguiendo que la TAM se extienda por el Valle del Río Senegal de manera progresiva, favoreciendo la transferencia de conocimientos entre la comunidad campesinas.

> Referencias bibliográficas

  • Lhoste P, Havard M, Vall E. 2010. Éditions Quæ, CTA, Presses agronomiques de Gembloux. La traction animale. 240 páginas.
  • Promatta Internacional. 2019. Livret Technique de la Traction Animale Moderne en Afrique de l’Ouest.

También te gustará...