Como en todas las webs, utilizamos cookies para que tu experiencia y nuestro servicio sea de tu agrado (de acuerdo a sus hábitos de navegación).

Si pulsas ACEPTAR o sigues navegando, se considera que aceptas el uso de estas cookies. Y si quieres más información visita nuestra página de política de cookies .

RAZA OVINA LOJEÑA

DEFINICIÓN DE LA RAZA

Ovino local, autóctono, inscrita en el catalogo oficial de razas, llamada “rabua”, rustica y resistente, capacidad forrajera, destacando la calidad diferenciada de su carne en sistemas ecológicos.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA E IMPORTANCIA

La raza ovina Lojeña debe su distinción toponímica al municipio de Loja, forjada en las sierras escarpadas del Poniente Granadino, asentada principalmente en la comarca de Loja, Zafarraya, Salar y Alhama de Granada. El censo actual es de unos 10.000 animales distribuidos en casi 50.000 ha de montes comunales (carga sostenible), encargándose de su conservación, mejora, fomento y libro genealógico la Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña (ACROL) (Web: www.acrol.es; ce: asociacionraza@ponientegranadino).

CARACTERÍSTICAS ETNOLÓGICAS

Entrefina, perfil frontal recto (subconvexo en machos), tamaño medio (eumétrica), machos: 55-65 kg, hembras 40-50 kg, mediolinea, con tendencia al alargamiento, gran riqueza cromática de sus capas, uniformes, blancas y negras con presencia de manchas en esos colores, rabo largo – ningún pastor concibe a sus ovejas con la cola amputada – (prohibido en ganadería ecológica). Cabeza piramidal, frente plana y ancha, órbitas marcadas y poco salientes. Ojos grandes y expresivos, cuernos desarrollados (rudimentario en hembras), orejas pequeñas y horizontales, hocico acuminado, con labios firmes y finos para aprovechar al máximo el matorral xerófilo y pinchoso, cuello largo (mas corto y fuerte en machos), sin papada, con buena inserción en el tronco amplio, línea dorso-lumbar recta, costillares arqueados, (buenas chuletas), cruz larga y poco prominente, pecho ancho, profundo, adaptado al campeo, grupa larga, ligeramente inclinada, rabo sin cortar, a diferencia de otros sistemas tradicionales, vientre amplio, recogido, extremidades medianas algo acortadas, pero muy bien aplomadas, pezuña fuerte para suelos abruptos, mamas bien conformadas, simétricas, pezones medianos, mamables, bien diferenciados.

POTENCIALIDADES BIOECOLÓGICAS Y FUNCIONALES

La Rabuda es muy rústica, de mucho genio en su manejo, dócil con sus cuidadores y adaptada a condiciones orográficas difíciles, con una gran agilidad en el campeo de montaña, andariega que diría Sánchez Belda, capacidad de pastoreo sobrada y muy alta resistencia al clima extremo, soporta temperaturas bajas del Invierno y aguanta el calor veraniego. Resistencia alta a las enfermedades parasitarias y otras, contribuyendo a ello su rabo siempre largo, con efectos muy positivos sobre la higiene de la mama (protege de los pinchazos del matorral espinoso), la sanidad del aparato genital externo, previniendo la miasis de vulva y vagina (bicheras), y el estrés causado por moscas de verano, que implica garantizar el bienestar en la cría ecológica. Comportamiento alimentario adaptado a los recursos locales, matorral y pastos de alto valor nutritivo, para ofrecer carne fina de alta calidad. Ejerce una fitoterapia natural para solucionar desequilibrios orgánicos ingiriendo la planta medicinal curativa más conveniente. Acusado instinto maternal y de defensa de las crías ante el zorro y otros predadores. Actitud reproductora excelente, destacando su alto índice de fertilidad y de cría, muy buena facilidad para parir, partos distócicos infrecuentes y aceptable longevidad (6-8 años).

CRÍA Y PRODUCTOS PECUARIOS

Oveja para carne de alta calidad, criada en sistemas extensivos ecológicos, basando su alimentación en los pastos serranos comunales, con suplementación invernal de cereales (cebada, avena y trigo) y leguminosas (guisantes, yeros, berza y habas). La integración ovina en el agrosilvosistema es suficiente para criar con éxito a su cordero. La reproducción no es forzada, 5% de machos, se realiza mediante monta natural, edad 1ª cubrición >12 meses, planificando los partos en las épocas más forrajeras (primavera-otoño-invierno). Tras el parto los corderos (2,5-3,5 kilos) están mamando con la madre al menos 60 días (periodo superior al exigido en ecológico), para ser sacrificados como lechal (12-14 kilos), recental (20-24 Kilos), campero (18-22 kilos), corderos exquisitos, rendimiento canal (46-50 %), carne rosada, roja, grasa infiltrada, carne ecológica aromática, con poca pérdida de agua, sabrosa en guisos, extraordinaria a la brasa y al horno, con un nivel alto de aceptación en el mercado local. Calidad quesera alta.

EPÍLOGO

Raza local de una insuperable calidad, con certificación ecológica, de una gran importancia social, cultural, alimentaria y medio ambiental para el Poniente Granadino, que exige esfuerzos técnicos y apoyos administrativos para implantar una merecida denominación Geográfica Protegida.

Raza ovina Lojeña. Rabua. Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña del Poniente Granadino (ACROL). Loja. Granada.


Carmelo García-Romero. Cuerpo Nacional Veterinario. Olías del Rey. Toledo.

Juan Antonio Moreno Cobo. Presidente de la Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina. Lojeña del Poniente Granadino (ACROL). Loja. Granada.

Carmen Lara Gonzalez. Veterinaria de la Asociación ACROL. Loja. Granada.

Carmen García-Romero Moreno. Finca Bienvenida. El Guindalejo. Abenojar. Ciudad Real.

Descarga la ficha en pdf aquí

 

También te gustará...

  • TOMATE DEL PAÍS (El Bierzo, León)

  • PERA CERMEÑA DE TORO (ZAMORA)

  • CEBOLLA MORADA DE ZALLA